Nuestra sede de Bergondo será el proyecto piloto de una fábrica inteligente

OVIDIO ALDEGUNDE

La inversión, cofinanciada con fondos europeos, asciende a dos millones de euros

Genesal Energy, especializada en el diseño, fabricación y distribución de grupos electrógenos, instalará el proyecto piloto de su primera fábrica inteligente en el polígono industrial de Bergondo (A Coruña). La compañía convertirá su sede central de 6.000 metros cuadrados en una factoría del futuro 4.0 (Smart Factory): vehículos de guiado autónomo para suministro de mercancía, técnicas de fabricación aditiva y servicios de robotización para aumentar su competitividad y sostenibilidad en un mercado en el que ya es referente.

Genesal Energy se suma así a las empresas que se incorporan a la denominada cuarta revolución industrial y donde esta permite mejoras en todas las fases del proceso de fabricación. El concepto de Smart Factory ayuda a economizar energía y materias primas en procesos, así como a mejorar la ergonomía de los trabajadores, al tiempo que maximiza la efectividad y aplica tecnología sostenible con técnicas de recuperación energética.

El proyecto será posible gracias a una inversión de dos millones de euros y ha sido cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder), a través del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), organismo dependiente del Ministerio de Economía y Competitividad. Con un plazo de ejecución de seis años, el proceso de conversión finalizará en 2023.

Lograr una mayor adaptabilidad a las necesidades de la empresa, así como una asignación más eficiente de los recursos, son dos de los objetivos de Genesal Energy, cuya estrategia se basa en tres pilares: industria, internacionalización e innovación.

Las denominadas fábricas inteligentes son capaces de procesar grandes bases de datos para obtener una mayor eficiencia, conectando personas y máquinas. También se caracterizan por incrementar la digitalización de las diferentes fases del proceso productivo. Logrando con ello los más altos estándares de control y calidad de proceso.

Robots ‘colaborativos’

Con la llegada de la robótica industrial a la sede de Bergondo, la plantilla de Genesal Energy, formada en la actualidad por 60 personas, convivirá con las máquinas para lograr los más elevados niveles de calidad y eficiencia. Serán robots colaborativos, diseñados para facilitar el trabajo de los empleados, para asistirlos en su labor diaria.

La incorporación de técnicas de fabricación aditiva, también marcará un antes y un después en la línea de producción de la empresa, ya que esta tecnología permitirá obtener fácilmente piezas de gran formato y con características especiales adaptadas con exactitud al producto, mejorando los tiempos de todo el proceso de diseño y fabricación.

Genesal Energy dispone de un Centro Tecnológico de Energía Distribuida (CETED), también en Bergondo y recientemente premiado por el colegio de ingenieros en la categoría innovación tecnológica.

Ahora, con su salto a la tecnología 4.0, refuerza todavía más su compromiso con el I+D+i, que forma parte de la seña de identidad del grupo desde sus inicios y que lo ha situado en puestos líderes en su campo, desarrollando tecnología puntera y soluciones propias con una calidad y eficiencia óptimas.

Share this: